¿Qué se entiende o debe entender por guerra espiritual?

Publicado el 05. oct, 2009 por en Guerra Espiritual

 Por: Mario Rodríguez Cardozo. 

INTRODUCCION:

En el mundo evangélico surge en el año 1989 una nueva corriente teológica en la rama de la demonología Denominada “La Guerra Espiritual”. Peter Wagner es seguramente el pionero y profeta de este nuevo movimiento. Él es uno de los padres de la “tercera ola”, profesor del Seminario Teológico de Fuller y el líder del movimiento mundial para el crecimiento de la iglesia (iglecrecimiento).

Como miembro del comité internacional de Lausana y coordinador del Movimiento A.D. 2000, Wagner tiene excelentes relaciones internacionales, dando conferencias por todo el mundo, para dar a conocer sus ideas sobre la “Guerra Espiritual” que él califica de “programa del Espíritu Santo para los años 90″.

Wagner cuenta que en el año 1985 conoció por primera vez la “Guerra Espiritual” por medio del pastor Argentino Omar Cabrera, y que este tema se dio a conocer a personas con posiciones claves en el ámbito evangélico mundial, por medio de cinco talleres que trataron sobre “espíritus territoriales” en el congreso Lausana II en Manila en 1989.

Jack Hayford, Yonggi Cho, Omar Cabrera, Edgardo Silvoso, Tom White y también Peter Wagner entre otros trataron este tema en sus conferencias.

En 1990 en Pasadena, California, hubo una reunión de hombres y mujeres que habían tenido ya alguna experiencia con la “Guerra Espiritual”. Wagner fue el coordinador de este encuentro en el que participaron Larry Lea, John Dawson, Jack Hayford, Charles Kraft y otros más.

Un año después, C. P. Wagner fue el orador principal del primer congreso para el avivamiento y la edificación de la iglesia, en Nuremberg, donde por primera vez presentó y dio a conocer el tema a un amplio público mundial.

Gracias a organizaciones misioneras internacionales como por ejemplo “Juventud con una Misión”, “Operación Movilización”, “Campus Crusade For Christ” (Cruzada Estudiantil para Cristo), y muy en particular la asociación “Marcha para Jesús” e “Intercesores Internacionales”, la Guerra Espiritual se ha convertido en una metodología que la practican no solo en el movimiento Pentecostal, sino también entre los evangélicos no Pentecostales.

Puesto que este movimiento de la Guerra Espiritual ha tomado dimensiones extraordinarias y se ha convertido en el comentario obligado en reuniones de pastores y líderes cristianos en el hemisferio, le invito cordialmente a examinar de cerca sus postulados y creencias. Por supuesto, la única forma correcta de análisis es comparar las enseñanzas de la Guerra Espiritual con las Sagradas Escrituras, la Biblia.

¿QUE SE ENTIENDE O DEBE ENTENDERSE POR GUERRA ESPIRITUAL?

Algunos dicen que es:

A. Un despertar espiritual

B. Un momento de Dios

C. Un avivamiento espiritual

D. La doctrina más importante para estos tiempos

¿DE DONDE VIENE EL NOMBRE DE GUERRA ESPIRITUAL?

Muchos responden: de la Biblia. Los estudiantes de las Sagradas Escrituras sabemos que constan en ella frases como las descritas a continuación:

A.”No tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra potestades…” (Efesios.6:12)

B.”Pelea la buena batalla de la fe…” (1º Timoteo.6:12)

C.”Al cual resistid firmes en la fe…” (1º Pedro.5:8-9)

Si bien la frase Guerra Espiritual no aparece como tal en la Biblia (como tampoco aparece la palabra Trinidad, Unión Hipostática o Seguridad de Salvación) lo importante es analizar más que nombres, las doctrinas y enseñanzas que se esconden detrás de un título que puede ser inclusive bíblico.

Lea el Siguiente artículo: ¿CÓMO SE POPULARIZO ESTE MOVIMIENTO DE LA GUERRA ESPIRITUAL?

¿Te gustó, te retó? no esperes más y ¡compártelo!   SocialTwist Tell-a-Friend

facebooktwittergoogle_pluspinterestmailby feather

Tags: , , , ,

Respuestas2 a “¿Qué se entiende o debe entender por guerra espiritual?”

  1. Arturo

    05. oct, 2009

    Bendiciones hermanos,

    La realidad es que la ignorancia sabida (una persona que sabe que está en el error y no toma una decisión por su bien) es más destructiva que una simple ignorancia por no conocer o escuchar a alguien predicándole la sana doctrina sobre estos asuntos.

    Digo esto porque he conocido a muchos pentecostales y cuando he tenido la oportunidad de hablar de estos temas, si les “palabreo mucho” dicen que “no creemos en el Espíritu Santo” o en la “manifestación del Espíritu”, salta el prejuicio con la pregunta “A qué denominación perteneces?” y dan rienda suelta a sus emociones, cerrando sus oídos y tildándome de “seco espiritualmente”….o por lo menos cuando no estas de acuerdo con sus doctrinas torcidas y malinterpretadas de la misma biblia, en argumentos basados sobre la arena y no sobre la roca.

    Entonces, ¿Cuál ha sido el gran problema sobre estas luchas y guerras espirituales? Sobresaltan al hombre (hablando, incluso en lenguas con “orgullo espiritual” y en sobremanera con mucha autoridad como si fuesen los Dioses de estos tiempos y denigrando la gloria de Dios torciendo las Escrituras para su propia perdición.

    He orado mucho por estas personas y que cada vez que me encuentro con varios, trato siempre de no terminar en discusiones porque en realidad es una guerra espiritual, pero no para “declarar”, no para “echar fuera los demonios de duda” sino es una guerra que va directamente a la mente y de ésto es que el apóstol nos viene exhortando en Efes. 6.

    Clamemos a Dios por estas almas profundamente engañadas por estos movimientos que estan destruyendo sus vidas y su forma o manera de ver la vida, clamemos de que ellos puedan ser injertados en la gracia y que vengan al conocimiento de la verdad, esto es la Sola Escritura, Sola Gracia, Solo Cristo, Soli Fe, Soli Deo Gloria.

  2. Ale

    03. abr, 2014

    Muchos de los mencionados en este post, son apostatas… hermanos, si realmente tenemos al Espiritu Santo debemos de filtrar todo a travez de la palabra de Dios.. Peter Wagner, Yon Gi cho, etc son APOSTATAS que enseñan puras mentiras mezcladas con la verdad …

    2 Timoteo 3:3-5 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.

Deja un comentario